Las matriculaciones de barco de recreo se dispara casi un 25% este años

astondoa 76r select range 720x aleron fly

La náutica vuelve a coger rumbo en Costa Cálida. La venta de embarcaciones de recreo aumentó en la Región un 24,6% entre enero y octubre, con 162 yates, lanchas, veleros, zodiacs y motos de agua, según la Dirección General de la Marina Mercante. Tal crecimiento triplica la media nacional, que está en un 8,3%. En todo el ejercicio de 2014, cuando el sector tocó fondo, solo se comercializaron 139 barcos de este tipo. Visible subida en la venta de barcos de ocasión.

Murcia es ahora la novena provincia con mayor demanda, por delante de zonas con gran tradición náutica, como Valencia, Almería, Tarragona y Tenerife. La flota murciana asciende a 10.600 embarcaciones, de acuerdo con la última estimación de la Capitanía Marítima de Cartagena. Un estudio de la Dirección General de Transportes y Puertos calcula que, para 2022, la cifra podría oscilar entre 16.000 y 19.000 barcos a motor, veleros y motos acuáticas.

Dieciocho puertos deportivos y una laguna para 'aparcar'
En el conjunto de España se han matriculado en los primeros diez meses del año 4.325 embarcaciones de recreo que son, al igual que en Murcia, más que en todo el ejercicio de 2014 (4.290 barcos). La Asociación Nacional de Empresas Náuticas (Anen) prevé que el año se cierre con 4.626 nuevas embarcaciones.

Optimismo

La crisis económica hizo que el sector entrara en barrena y, aunque todavía está a años luz de las cifras de matriculaciones de antes de la recesión -en 2007 se vendieron 12.617 barcos en el país-, a pie de pantalán se percibe un optimismo moderado entre los empresarios. Por tamaño, y de acuerdo con los datos de la patronal Anen, las embarcaciones de entre 12 y 16 metros de eslora crecieron en ventas un 29,4% con respecto al mismo período de 2014. El segmento de entre 8 y 12 metros aumentó un 9,4%. Por su parte, la comercialización de barcos de hasta 8 metros, que son los más demandadas -con una cuota de mercado del 90%-, subió un 7,7%.

En cuanto a tipos de embarcación, la venta de motos acuáticas creció un 25,2% hasta octubre de este año. Ya representan el 19,4% del mercado náutico. Yates y lanchas constituyen el segundo mercado que más se incrementó durante el período analizado, con un 12,4%, y actualmente representan el 43,3% del mercado náutico.

La demanda de veleros se encuentra estancada, con solo el 1,5% de aumento. Siguen siendo las embarcaciones menos vendidas, con una cuota de mercado del 6,3%. Las ventas de neumáticas plegables y las semirígidas descendieron un 2,4% y un 4,2%, respectivamente.

El mercado de alquiler se mantiene en positivo, con un crecimiento entre enero y octubre del 34,3% en relación con el mismo período de 2014. Es el mercado que mejor se comporta, tras el despunte registrado el año pasado, en el que creció un 56%.

«La exención del impuesto de matriculación para las embarcaciones destinadas al alquiler es lo que ha conseguido mover ese ámbito», asegura el secretario general de la patronal Anen, Carlos Sanlorenzo.

Las motos de agua son las más arrendadas, con una cuota del mercado de alquiler del 87,9%.

La otra opción reside en el mercado de ocasión. La caída de las ventas y la retirada de muchos clientes habituales en tiempos de bonanza ha generado una importante bolsa de embarcaciones en cada puerto deportivo, para alegría de los cazadores de gangas. De hecho, el ratio de venta de barcos de ocasión frente al nuevo es de ocho a uno, según fuentes del sector. Se siguen encontrando muy buenas oportunidades en el mercado de ocasión con las que un barco nuevo es incapaz de competir. Por contra, lo que más atrae a un comprador de embarcación nueva es encontrar algo diferente o exclusivo.

Anen calcula que al cierre de este año, habrán cambiado de manos más 17.600 barcos de segunda mano (sin contar las motos acuáticas) en España, un 9,2% más que en 2014.

Fuente: www.laverdad.es